¿Qué debe tener un buen catering?

Actualmente, las bodas han dejado de ser una experiencia barroca para convertirse en una extensión de la personalidad de los novios. En esta búsqueda constante de originalidad, el catering cumple un papel muy destacado, puesto que ha de ser capaz de cumplir las exigencias gastronómicas de nuestros invitados en el escenario elegido para ello. Contar con los mejores profesionales, elegir una empresa de confianza o contratar el lugar idóneo, son variables que hemos de tener en cuenta a la hora de tomar una decisión tan crucial para el resultado final del convite.

Debe adaptarse al espacio elegido para la celebración

Como decíamos, las nuevas tendencias en organización de bodas, plantean el lugar de celebración primero y el catering después. En algunos casos, las instalaciones elegidas disponen de este servicio de forma regular o colaboran con alguna empresa de confianza que se ocupa de ello, pero no siempre tendremos tanta suerte. Si hemos de ser nosotros o nuestro wedding planner quien se ocupe de combinar ambos elementos, lo mejor es entrevistarse con empresas preseleccionadas que nos ofrezcan un menú degustación y estén dispuestas a desplazarse hasta el entorno elegido para prever cuestiones de capacidad, mobiliario y distribución de los puntos de trabajo.

Una buena planificación

Es imprescindible tener muy clara la secuencia de acontecimientos gastronómicos y adaptar el servicio a sus exigencias. Una buena planificación no empieza en el cocktail y termina con la tarta nupcial. Por el contrario, los mejores servicios de catering tienen en cuenta la administración del tiempo ya desde sus instalaciones de producción, donde diseñan la estructura del menú y planifican su transporte hasta la zona de elaboración final. Solo las empresas con más experiencia son capaces de cumplir el circuito previsto sin que la calidad de sus platos se resienta, pero eso no significa que una iniciativa con menos tablas no sea capaz de asumir el reto, recuerda que detrás de una marca de catering, hay profesionales cuya trayectoria merece ser evaluada.

Profesionales cualificados

Es imprescindible si queremos alcanzar la excelencia, contar con los mejores trabajadores en cocina y sala. Los primeros son los encargados de elaborar el menú, trabajo que comienza en las instalaciones de la empresa de catering y que luego se amplía hasta el entorno elegido para la celebración.

Gestionar las actuaciones prioritarias, contar con los mejores productos frescos o prever cuestiones como la degradación de los alimentos en la fase de transporte, son responsabilidades que requieren de una mano experta para ser satisfechas. En cuanto a los profesionales que se ocupan del servicio, es importante que estos hayan trabajado previamente en eventos, sean capaces de asumir su rango de invitados, y respeten la jerarquía de control de forma escrupulosa para evitar problemas de sincronización.

En definitiva, elegir el mejor catering es una cuestión que depende de muchos factores que no siempre podemos controlar. Ante la duda, siempre nos queda la opción de contratar un wedding planner, que no solo está habituado a tratar con los rigores de la organización de un banquete de bodas, sino que además dispone de una vía de contacto directa con las empresas más experimentadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies