Gasol valora no acudir a los JJOO debido al virus Zika

Pau Gasol, el jugador perteneciente a la selección española de baloncesto, ha abierto la veda en cuanto al virus Zika, “La situación tiene gravedad suficiente” ha declarado, tanta como para que muchos de los deportistas participantes en los juegos se replanteen la situación de acudir o no a los Juegos Olímpicos celebrados en Río. Es más, él está tanteando su decisión de atender o no a dichos Juegos, y es que hacerlo supone asumir muchos riesgos a causa de la enfermedad.

La dificultad de la enfermedad es que no existe todavía suficiente información sobre la misma, incluso parte de los profesionales de la medicina han recomendado el posponer los Juegos para más tarde, abriendo un debate del cual no se saca mucho en clave.

“La situación tiene gravedad suficiente y el desconocimiento es grande incluso entre los propios expertos. Yo lo estoy valorando como cualquier otro atleta o persona que esté valorando ir a Río”, declaró Gasol. Y es que según explicó el atleta “No me extrañaría que algunos deportistas decidieran no participar para no poner en riesgo su salud ni la de sus familiares. Es una situación bastante delicada.”

Por otra parte y teniendo en cuenta que cabe la posibilidad de que los Juegos Olímpicos sean una de las causas para que el virus se extienda, es normal que algunos de los participantes se planteen si les merece la pena acudir a los mismos. Además, no únicamente está la amenaza del Zika, sino también del virus del dengue, enfermedad que también le preocupa al pívot catalán.

Dejando a un lado el debate de los virus, Gasol dijo “Para la selección española, doble subcampeona olímpica, el objetivo es siempre darlo todo con la máxima ilusión, humildad y ambición.” Así, la selección deberá prepararse para los Juegos Olímpicos trabajando muy duro.

 

Un problema significativo de la salud pública

¿Es adecuado permitir que los Juegos Olímpicos sigan adelante, a pesar de la gran cantidad de advertencias dadas por cientos de médicos y profesionales? Teniendo en cuenta que acudirán un promedio de medio millón de personas a Río, provenientes de todas partes del mundo, estaríamos causando la posibilidad de que cualquier lugar del mundo se vieran infectado por este virus, el Zika, o cualquier otro también patente en Río de Janeiro.

Además, las vías por las que el Zika se transmiten no están de todo claras, teniendo en cuenta que la ausencia de información sobre esta enfermedad es muy notable, podría sorprendernos a todos la transmisión de la misma.

Un acontecimiento de tal calibre, en plena crisis del Zika y en una ciudad en la que no sólo existen problemas de salud, sino también económicos, sociales y políticos, da lugar a un problema de salud pública de lo más revelador. No es una dificultad relevante únicamente para los que viajen a Brasil, sino también para todas las poblaciones de esos viajeros, ya que cuando vuelvan pueden estar infectados por el virus. La difusión de la enfermedad puede ser rápida e impactante. Entraríamos en el debate de, ¿Ha actuado de forma adecuada la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies