¿El Low Cost está de moda?

Cuando hablamos de Low Cost hacemos referencia a productos o servicios que, sin descender su calidad, consiguen unos precios muy atractivos.

Por ejemplo, tenemos low cost en apartamentos desde hace ya algunos años.

Otro ejemplo más genérico: una determinada empresa no consigue dar salida a lo que comercializa, lo más normal es que busque una interesante fórmula para conseguir reducir los precios al máximo.

Si es posible, la técnica de Low Cost le puede ayudar a conseguir beneficios mientras mantiene su empresa a flote.

Cada vez nacen más iniciativas empresariales y sectores donde se ofrecen productos de calidad a un precio más reducido del conocido ante el momento. Cómo ya te puedes imaginar, esto se considera algo completamente revolucionario.

En el momento en el que el cliente encuentra lo que parece lo mismo y a un precio inferior, seguro que no tarda mucho en decidirse por ello.

Si todavía no te ha quedado muy claro el concepto de Low Cost, no pasa nada. A continuación, te hemos preparado una pequeña lista de ejemplos que te van a ayudar a comprender el concepto.

Ejemplos de empresas que apuestan por el Low Cost

Primark

Probablemente en el sector de la moda es en donde este concepto está más arraigado. Si alguna vez has estado en este establecimiento, te habrás dado cuenta de que puedes conseguir una infinidad de ropa a muy buen precio, pero siempre sin sacrificar la calidad.

Esto no quiere decir que se trate de una empresa ni mejor ni peor que otras de la competencia, sino más bien diferente. Eso sí, al ofrecer unos precios tan reducidos, consiguen llamar poderosamente la atención del cliente y, de esta manera, será mucho más sencillo que puedan proceder con la compra.

Alquiler de coches

El fenómeno Low Cost también se ha trasladado al ámbito del alquiler de coches. De esta forma podemos conseguir estupendos descuentos si sabemos a qué empresa dirigirnos.

Atrás están quedando todas esas tarifas abusivas que nos hacían evitar que alquilásemos un coche. Con este nuevo concepto, el coste se ajustará a cualquier tipo de bolsillo.

Comparadores turísticos

En el caso de que estés buscando una habitación de alquiler que sea económica, los comparadores te pueden ayudar a ello. Aquí también se cumple el concepto de “low cost”.

Un estupendo ejemplo de este sector es Hundredrooms. Para conseguir cumplir con el requisito low cost lo que hacen es proporcionarnos un buscador que podemos personalizar a nuestro antojo.

De esta forma no solo podemos conseguir el mejor precio posible, si no también unas características que se adaptarán a lo que necesitamos.

Compañías telefónicas

Si no quieres tener que estar pagando un consumo mínimo, pagar un terminal o suscribirte a un servicio de tarifa plana, algunas compañías telefónicas, como Lowi o PepePhone, son capaces de cambiar las cosas. Te ofrecen unos precios muy reducidos que seguro que te interesarán.

¿Está de moda el low cost? Nosotros creemos que sí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies